viernes, 2 de noviembre de 2007

Pese a los relatos integrales del pasado elaborados por filósofos y pensadores, las pequeñas ambiciones de la gente siempre acaban tergiversando la historia.

domingo, 14 de octubre de 2007

W. G. SEBALD

Las novelas de W. G. Sebald (más conocido como Max en la Universidad de East Anglia donde trabajó hasta su muerte). Hay muchas cosas destacables en las novelas de Sebald. Esa manera de narrar, hilvanando las historias, los recuerdos, las descripciones de los personajes y las imágenes que nos va relatando, engarzándolas en la narración una tras otra, como si de un collar de exquisitas perlas se tratara. Y el estilo directo de las alocuciones de sus contertulios, inmerso en el texto, que sin darnos cuenta nos introduce en la historia del personaje. Y el tono de Sebald, tan siniestro e ingenuo a la vez, tan melancólico, haciéndonos intuir el yo literario de alguien admirablemente humano, independientemente de cómo fuese su verdadera personalidad. Pero especialmente ese talento suyo para hacer a los demás protagonistas del relato propio, y esa ética ante la narración del sufrimiento ajeno, y esas construcciones entre la realidad y la ficción, organizando un libro a partir de experiencias de viaje inventadas o reconstruidas con la imaginación, propias o ajenas, cerrando tramas para completar los relatos mediante personajes de nuevo reales o inventados, utilizando hechos verosímiles pero que en una segunda lectura nos hacen dudar de si ocurrieron, pese a ese original soporte de fotografías, imágenes y titulares de periódicos.

sábado, 15 de septiembre de 2007

LA TESIS DE FORMAN

Finalizado el libro de Paul Forman, Cultura en Weimar: causalidad y teoría cuántica 1918-1927.

No es de extrañar que después de la Primera guerra mundial el racionalismo entrara en crisis en paises como Alemania. Era algo simplista, interesado y egoísta, fruto de las conveniencias entre la ciencia, el poder político y la industria. Pero el romanticismo tardío que emergió con esa crisis, populista, estético e irracional, que llevaría a Hitler al poder, traería consigo desgracias aún mayores apelando dramáticamente al espíritu.


Y tras tantos errores, no se que sobrevive ya del pensamiento europeo. El mercado se lo ha comido todo.

sábado, 25 de agosto de 2007

Vuelvo con fuerza tras las vacaciones a este desértico blog, reflexionando sobre la potencia para comunicar ideas y visiones del mundo que tienen las guerras:

1) Las guerras napoleónicas propagaron la semilla de la Revolución Francesa por toda Europa. Primero les derrotaron, después les hicieron caso.

2) Algo parecido le ocurrió a Alejandro Magno cuando invadió la India. Los pensadores mediterráneos se volvieron estoicos tras descubrir el budismo, y los hindús aprendieron los fundamentos de la filosofía griega.

3) Y ahora, de forma más chapucera, los yanquis pretenden exportar la democracia y el consumo al mundo islámico gracias a las bombas. ¿Quién sabe? A lo mejor al final lo hacen.

martes, 19 de junio de 2007

El relativismo cultural, menuda tontería. ¿Acaso es relativo el poder económico? ¿Son relativos el ejército, la ciencia, la industria? Francis Bacon acabó saliéndose con la suya.

sábado, 16 de junio de 2007

lunes, 11 de junio de 2007

"Aerosol para insectos rastreros". Bello nombre para un insecticida. Eufemismo de un exterminador de cucarachas.

domingo, 3 de junio de 2007

Es lógico que los filósofos postmodernos realizaran un análisis crítico de la Ilustración. Y también resulta comprensible que la escuela de Frankfurt pretendiera limpiar de irracionalidad a la misma Ilustración. Adorno, Foucault o Habermas son los hijos de la gran guerra, de la segunda guerra mundial. Y habían comprobado con sus propios ojos las desgracias tanto de la racionalidad como de la irracionalidad.

Pero nosotros somos hijos de la Guerra fría y la globalización, y debemos construir otros discursos.

jueves, 17 de mayo de 2007

Hoy en día nos vemos viviendo en el estadio más avanzado de la civilización humana. No incluimos en esa película el hambre, la deforestación, los muros que separan mundos, la estupidez que rige buena parte de nuestras acciones.

Los seres humanos de los siglos venideros nos contemplarán como nosotros contemplamos hoy el pasado, como seres crueles y muy imperfectos.

martes, 8 de mayo de 2007

En la isla de Delos, considerada sagrada por los griegos, se podían llegar a vender 10 000 esclavos en un día en los tiempos en que Roma dominaba todo el Mediterráno.

Qué profundo el idealismo que Grecia legó al mundo. Qué civilizado el imperio romano.

lunes, 7 de mayo de 2007

Las caravanas que llegaban a la ciudad de Petra, esa joya de la historia antigua, estaban obligadas a pagar un peaje si querían atravesar las estrechas gargantas que rodean la ciudad y que permitían continuar el viaje hacia otros centros de comercio. De esta manera floreció esa hermosa ciudad, con el chantaje. Por cierto, al que no pagaba lo mataban, así de sencillo.

Qué hermosa es la simpleza de las antiguas civilizaciones.

miércoles, 2 de mayo de 2007

Los críticos europeos al fanatismo religioso de algunas sociedades del siglo XXI, como Irán, Estados Unidos o Arabia Saudí, olvidan con gran facilidad el fanatismo que caracterizó el surgimiento de los estados-nación a los que pertenecen. ¿Es que ya nadie se acuerda de las cabezas que hizo rodar Cromwell, el puritano, en Gran Bretaña e Irlanda? ¿O de las feroces persecuciones de Calvino en Ginebra? ¿O de los enemigos políticos de Spinoza, que pretendían sacarlo de la circulación por ateo y judío en la hoy tolerante Holanda?

martes, 17 de abril de 2007

Bueno, también hay un conocimiento que no requiere de la opulencia. Pero ése es de carácter simbólico.

lunes, 16 de abril de 2007

Algunas demagógicas y vácuas teorías posmodernas, como el decrecimiento, sobre el que hacía referencia el suplemento Culturas de La Vanguardia del pasado 4 de abril, no tienen en cuenta que no puede haber conocimiento sin desarrollo económico y sin explotación.

jueves, 29 de marzo de 2007

El pensamiento débil es producto de sociedades refinadas y opulentas. Lamentablemente, el fanatismo de las culturas emergentes acaba arrasando ese pensamiento débil. O tal vez no sea lamentable, tal vez sea una suerte.
La angustia existencial que recorrió Europa en la segunda mitad del siglo XX se debía a esa necesidad contemporánea de ser productivos desgajada del afán de dominar el mundo que tenían sus antepasados del XIX.

martes, 27 de marzo de 2007

LAS CUCARACHAS TUTSI

En los conflictos de Ruanda, los líderes Hutu consideraban que los Tutsi eran cucarachas y por eso debían morir. ¿Llegaron a esta conclusión después de analizar en profundidad el color de piel de sus enemigos? (Sacado de la mediocre y sentimentaloide Hotel Rwanda)
¿Dónde estarás de aquí a 100 años?