jueves, 17 de mayo de 2007

Hoy en día nos vemos viviendo en el estadio más avanzado de la civilización humana. No incluimos en esa película el hambre, la deforestación, los muros que separan mundos, la estupidez que rige buena parte de nuestras acciones.

Los seres humanos de los siglos venideros nos contemplarán como nosotros contemplamos hoy el pasado, como seres crueles y muy imperfectos.