lunes, 12 de noviembre de 2012

UN BUEN DÍA

En eso fue en lo que se convirtió el pasado 7 de noviembre, día de la presentación de Artefactos en La Casa del Llibre de Las Ramblas de Barcelona (aunque algunos amigos la confundieron con La Casa del Llibre de Rambla de Catalunya y pudieron disfrutar de la compañía de Sergio Dalma).


Y digo que fue un buen día porque, además de con los amigos del Máster de Creación Literaria de la Pompeu Fabra, y con la familia, y los muchos amigos que uno ha ido acumulando con los años, conté con presencias que no esperaba. Ni en mis mejores perspectivas pensaba tener entre el público al flamante Premio Herralde 2012 con la novela Karnaval, el escritor malagueño Juan Francisco Ferré, ni tampoco a Agustín Fernández Mallo, que ya estuvo en la presentación de Palma. Todo un honor.


Otra cosa era confiar en la ayuda de mis dos presentadores: Robert Juan-Cantavella y Eloy Fernández-Porta, en quienes tenía fe ciega. Pese a que tampoco contaba con sus lucidos parlamentos, que ensalzaron mi libro hasta niveles que yo, de nuevo, no esperaba.


El evento (como dicen en facebook) dio lugar a dos crónicas: la de Javier López Menacho en sigueleyend y la de Elías Gorostiaga en su blog. Y a una reseña del libro: la de David Condis en su página web. Y también a las fotos que están apareciendo en esta entrada.

En fin, a todos gracias.