jueves, 25 de diciembre de 2014

MIS MEJORES DE 2014

Ya se sabe que las listas siempre son odiosas. Pero ahí van sin orden jerárquico los seis libros que me parecen más atractivos tras un año de intensas lecturas, clasificados en dos categorías.
1) De rabiosa actualidad y recién publicados este año, por orden de aparición, cabe mencionar:

Iris: la novela que cohesiona la nueva etapa narativa de Edmundo Paz Soldán en un personal mundo de ciencia ficción muy tangible, que ya se inició con una serie de relatos donde aparecen los personajes que acabaremos encontrando aquí.

Limbo: el libro que supone un paso hacia adelante de Agustín Fernández Mallo y su original apuesta estética en su juego con los distintos referentes culturales, incluida la ciencia. Tal vez su novela más política (en el sentido más teórico del término, no se espanten).

Anatomía de la memoria: primera novela de Eduardo Ruiz Sosa que sorprende por su solidez argumental, por la ambición de un autor tan joven, y por retomar temas muy complejos del pasado reciente de México.

2) De no tan rabiosa actualidad, y porque un lector siempre descubre libros que no se publicaron ni mucho menos en ese año, cabe mencionar:


Black, black, black: a mi juicio, la novela más solida de Marta Sanz (aunque lo cierto es que fue Amour Fou, ese sí publicado este año, el libro que me puso tras la pista de Sanz), a medio camino entre el género policíaco y el diario íntimo. Una crítica despiadada de la sociedad española.

Los esclavos: deslumbrante primera novela de Alberto Chimal, cargada de alegorías sobre México, y escrita en un receso de su genial novela La torre y el jardín.


El libro de las Maravillas: exactamente, el clásico de Marco Polo, y también un clásico de lectura muy gozosa que explica lo real como si fuera fantástico, como hacen algunos de los más interesantes autores contemporáneos, solo que hace 8 siglos, y que me había estado perdiendo durante tanto tiempo.