viernes, 1 de enero de 2010

UN LIBRO CON DOS CULTURAS

El pasado 17 de diciembre (el pasado año, por tanto) voy a la presentación del libro de Sergi CortiñasHistòria de la divulgació científica, para, en estos días de extremismos nacionales, afirmar mi bilingüísmo




Y, ¿qué me encuentro? Una charla titulada "Las dos culturas: 50 años después" como acto de clausura del Máster en Comunicació Científica, Médica y Ambiental de la UPF con la participación de Vladimir de Semir, Miguel Ángel Quintanilla, Gemma Revuelta, Josep Maria Casasús y el propio Sergi Cortiñas dispuesto a presentar su libro. Dos al precio de uno.

Una velada perfecta que se inicia con el parlamento de Miguel Ángel Quintanilla, Catedrático en Filosofía de la Ciencia en la Universidad de Salamanca, que al hablar del problema de las dos culturas de Snow, deja caer si Snow no se cargó con su discurso la aparente armonía entre ciencias y letras. Qué quieren que les diga, no deja de tener razón. Aunque no lo veo tan claro cuando afirma que la división entre ficción literaria y cultura científica es evidente. Eso sí, sus 3 afirmaciones siguientes:

  1. No tenemos claro de qué hablamos cuando hablamos de cultura científica.
  2. Un gran científico puede tener ideas descabelladas sobre la naturaleza de la ciencia.
  3. No deberíamos renunciar a introducir valores éticos (humanísticos) en la cultura científica para frenar esa visión neoliberal de producción descontrolada que rige en la cultura científica actual.
me parecen todas acertadísimas.

Quintanilla le cede la palabra a Gemma Revuelta, subdirectora del máster, que habla sobre las dificultades de comprensión del lenguaje científico en la prensa frente al lenguaje literario por complejo que éste sea. Después hace referencia a la revista Nature y los science writers, a Unamuno, a divulgadores de la ciencia y a blogs sobre divulgación. Finaliza su parlamento citando las dos últimas revoluciones científico-tecnológicas: Internet y la biología molecular, por las que afirma que la literatura actual no se interesa mucho. Lamento discrepar. Precisamente esta bitácora, donde se analiza la nueva hornada de escritores españoles (mutantes o no) interesados en la ciencia, intenta demostrar lo contrario.

El debate finaliza con la intervención de Josep Maria Casasús, decano de la Facultat de Ciències de la Comunicació de la UPF, que asocia el discurso de Snow con el libro de Cortiñas, al que considera el representante de esa tercera cultura que anunciara Snow en su doble vertiente como científico (licenciado en química) y humanista (doctor en periodismo por la UPF).

Entonces se inicia la presentación, que Sergi Cortiñas respalda con un power point -muy divulgativo, por cierto- en el que explica las cuatro tradiciones divulgativas occidentales, que curiosamente, guardan estrecha relación con el debate sobre las dos culturas.

  1. El Renacimiento, en donde no hay separación entre ciencias y letras y cuyo máximo representante es Galileo con sus Diálogos.
  2. La divulgación francesa, que crece en paralelo con la Ilustración y que, como las letras francesas, está formada por una miríada de nombres (Voltaire, Flammarion, Verne,...), todos ellos importantes.
  3. La tradición centroeuropea, de origen prusiano, que quedaría descabezada con el nazismo, y que por su dimensión intelectual y ética, podemos considerar que no estaba separada de la cultura humanística. Su representante más conocido es Einstein sin lugar a dudas.
  4. La tradición anglosajona, la más influyente en la actualidad, que Cortiñas trata a partir de Darwin y su muy comprensible Origen de las especies, y que dará lugar a muchos buenos comunicadores durante los siglos XIX y XX, trasladando su centro de Londres a los EEUU.
Con lo que a uno le quedan las ganas de sumergirse en el texto, que esperemos que se pueda reseñar pronto en esta página.