lunes, 15 de abril de 2013

CUIDADO, EL JOKER ES MANU CHAO

Visiono El caballero oscuro, película considerada por algunos críticos como la mejor sobre superhéroes, en especial por su caracterización del personaje de El Joker, al parecer, el mejor villano en décadas. Cuando acabo el film quedo patidifuso.

¿Cómo es posible que mentes pensantes tan finas no se interroguen ante contenidos subliminales tan cargados de ideología?

Bien, supongo que como el estreno fue en 2008, aún estábamos todos abducidos por el zapaterismo y aquello de “la Champions League de la economía mundial”. Sino, no se explica que se pasen por alto estos tres puntos:

1) Batman, el protagonista, es un multimillonario altruista. La crema de la sociedad del capital. Encima de que es rico por los cuatro costados, de que se enriquece con sus empresas (que trabajan para el ejército), tiene tiempo de salir por las noches vestido de murciélago para luchar contra el mal.


2) El Joker es imprevisible porque no busca el beneficio rápido. No le interesa el dinero, ni se rige por la típica relación de causa-efecto capitalista por la que se rigen el resto de personajes de la película, ya sean el héroe y sus amigos, los mafiosos que se alían con el Joker, los policías corruptos o el resto de ciudadanos de a pie. En un momento dado llega a afirmar que a él no le interesa el dinero.


3) El Joker representa el caos. Eso también se dice en un pasaje.

En conclusión, que por aquello de otro mundo es posible y el altruismo, Christopher Nolan convirtióo a Manu Chao en el Joker. Cuidado, los alterglobales solo traen el caos (me ha salido una última frase muy de intereconomía). Es mejor ser interesado y corrupto que no interesarse por el beneficio. Claro que ahora, en plena crisis galopante (en Europa), las razones que subyacen a ese mensaje son bastante claras.