lunes, 28 de noviembre de 2011

Tras la quimera de la ciencia en la literatura

Tras la quimera de la ciencia en la literatura

No, no se asusten por la portada del último ejemplar de Quimera. Se trata de un homenaje a la biografía de Messi que pronto va a salir publicada y nada más. De lo que de verdad trata el número de noviembre de esta revista literaria, entre otras cosas, es de la relación entre la ciencia y la literatura a partir de un excelente dossier dirigido por el escritor y matemático Javier Moreno (de quién ya analizamos su anterior novela, Click). En el texto introductorio, Moreno intenta huir de los espacios comunes entre ciencia y literatura que han tenido lugar en los últimos tiempos en distintos ámbitos literarios, también en la narrativa española peninsular. Él aboga por una interacción más allá del uso vacío de las formas científicas para lo escrito. Pretende un diálogo entre iguales (la ciencia y la literatura) tal como lo postulara Roland Barthes en 1967. Y a fe que los artículos que acompañan esta introducción abordan ese intercambio: un escrito de Jimena Prieto sobre el doctor y poeta Gottfried Benn; otro de Forrest Gardner acerca de las siempre fecundas relaciones entre ciencia y poesía en el ámbito de la creación que encuentran su complemento en el texto posterior de Germán Sierra, quizá el mejor (aunque aquí temo que mi admiración por el escritor gallego me impida una total objetividad), que indaga en el uso de la experimentación en ese intercambio para acabar planteándonos un horizonte futuro más sugerente, donde ciencia y literatura se practiquen con miras más amplias; y para finalizar, un muy interesante artículo de Marta del Pozo, que ya realizara otras investigaciones sobre la interacción entre ciencia y literatura en la poesía española, lástima que no vaya un paso más adelante y prefiera transitar alguno de esos lugares comunes como son el caos y la incertidumbre. En definitiva, temas casi tan interesantes como la plástica de los goles de Messi tratados con rigor.
Quedan pocos días para finalizar el mes de noviembre. Les recomiendo ir a su quiosco más cercano a buscar el último número de Quimera antes de que aparezca el siguiente y sea demasiado tarde.