domingo, 4 de mayo de 2008

REALIDAD VIRTUAL: pasa al siguiente nivel

Primero visualizad el vídeo.


Después analicémoslo. Sí parece una frivolidad. Y si a alguien no le gusta el fútbol ni te digo. Pero obviemos la evidente comercialidad. Abstraigámonos de los jugadores famosos que aparecen. Es uno de los primeros anuncios que se graba como si el espectador compartiera la mente del protagonista de la secuencia. Realidad virtual. Si pudiéramos sentir las mismas pulsaciones que él (ese actor virtual), notar su malestar o bienestar, estaríamos viviendo la vida de ese otro virtual. La neurociencia al servicio del mercado. Y, si no me equivoco, la canción es de MC5.

4 comentarios:

marina dijo...

Hoy he llegado del trabajo con un poco de dolor de cabeza, creo que tiene que llover...
Pues ahora tengo el doble. Pero es la realidad lo que nos han plantado delante de las narices.
Analizar, dices...
Sabes? diría muchas cosas, pero de momento me quedo tan sólo con la primera imagen que ya me ha dejado en alerta:
representa que coloco en el césped una pelota de fútbol. Pues yo no tengo esta sensación. Conmigo eso de la realidad virtual no funciona...
Lo que coloco en el césped es, por un lado, una multinacional con curriculum sobradamente conocido, y , por el otro, otra multi o trans "domesticadora de mentes".
En fin, que , mira que nunca me ha gustado el fútbol pero en estos momentos les daría un puntapié que ni te imaginas...

Y no te preocupes por la cabeza, ya se calmará el motor neuronal... :-)
Creo que si uno quiere puede analizar y aprender mucho del video (si un día estoy con ánimos ya diré más cosas acerca de lo que sigue).
Saludos, y gracias por tu visita (no has llegado tarde, los días pasan y se quedan)

cgamez dijo...

Vayamos por partes. Desde el inicio del post aviso al lector de la posible sensación de frivolidad, de la comercialidad y de una serie de elementos que intento que no desvíen la atención. Puede ser que los anuncios de grandes multinacionales hieran los sentimientos de los lectores. Pero desde que en una de las muchas tertulias ramificadas del muy recomendable blog de Vicente Luis Mora (http://vicenteluismora.blogspot.com) alguien (creo que fue logiciel, ahora no me acuerdo) comentó que si se sustrae la evidente función consumista de los anuncios, se puede analizar su componente artística, que por eso hoy en día se realizan exposiciones de cartelismo de artistas como Tolouse-Lautrec en los museo, decidí que analizaría anuncios. Básicamente, porque hay mucho talento detrás de las personas que, contratadas por las grandes agencias publicitarias, realizan estos pequeños cortos con una evidente función. Diré tan sólo dos nombres: Isabel Coixet (anuncios de compresas muy conocidos) y Alejandro Gonzalez Iñarritu (anuncios para BMW). Así que es más que probable que algunos de los mejores directores de cine del futuro estén detrás de esos anuncios. Este tipo de artistas visuales se interesa por cualquier innovación técnica así como por ideas más conceptuales. En el caso de este anuncio, las neurociencias, tema para mí del máximo interés desde que mi profesora de los cursos de doctorado de Epistemología afirmara que mediante las nuerociencias podríamos tal vez llegar a discernir sobre complejas cuestiones del conocimiento humano (en general, no positivo esta vez)como la del concepto de realidad. Así que quien no quiera, que no analice nada. Pero para mí, que trabajo con adolescentes y conozco perfectamente el nocivo efecto que en ellos producen las marcas y los espectáculos masivos como el fútbol, es una muy buena manera de hacerles cercanas ciertas ideas difíciles de explicar. Supongo que por eso colgué este post. En todo caso, no creo que la baja cultura (fútbol) haga a sus consumidores menos éticos (si excetuamos el consumo de ciertas marcas con malas prácticas, del cual yo me excluyo, porque en mi vida he comprado nada con ese logotipo que parece ser tan detestable). Autores como Nabokov, Handke, Javier Marías o últimamente David Trueba, utilizan el fenómeno fútbol en sus ficciones. Y aún recuerdo a cierto presidente de gobierno español que se jactaba de sus lecturas de Thomas Mann y Stefan Zweig (Alta Cultura de la más Alta) para enviar tropas a luchar a Irak en una guerra infame. Así que la Alta Cultura no nos salva de nada. En todo caso la inteligencia. Y el señor que ha elaborado este anuncio lo es (ya no entro en que sea un santo). Por cierto, que si la canción es de MC5 (cosa que espero), eso demuestra la imagen inversa que el autor del anuncio pretende incluir subliminalmente y podría haberse tomado ese comentario como el contrapunto a la comercialidad. Como no se ha dicho nada el respecto de MC5, supongo que se ignora que fue uno de los grupos capitales del sonido hard rock de Detroit. Grupo notablemente implicado en las luchas por los derechos civiles en la Norteamérica de los años 60, involucrado en consumo de drogas, que tuvo muy graves problemas con el FBI por sus letras y sus actitudes (dos de sus miembros estuvieron encarcelados 10 años), actitudes claramente revolucionarias que les implicaron con las facciones más extremistas de la izquierda de entonces. Baste decir que el guitarrista se casó con la siempre intachable (musical y éticamente) Patti Smith.

Un saludo.

marina dijo...

Hola buenos días,
estoy de acuerdo con lo que dices. En el comentario anterior me influyó en todos los sentidos aquellos elementos que precisamente, en este post, se prentedía que no influyeran.

Mirado desde un punto de vista artístico, el anuncio no deja indiferente, los cambios de imagen, de prespectiva, son punzantes y calculados, bien pensados. El elemento cromático, buscando paralelismos es interesante y las polarizaciones entre dinamismo-estaticismo entre imagen consecutivas o incluso dentro de una misma, también me gustan.

Creo que el arte visual , plástico, a nivel neurológico estimula en ciertos casos de una manera más immediata que el lenguaje hablado o escrito. (no soy especialista en esto, así que eso es lo que a mi me parece.. :-)) Casi que diría lo mismo con la música, aunque aquí ya habría que contar con el factor cultural i/o generacional.
Es una arma diria "muy poderosa" (en relación con los estímulos neuronales y como consecuencia los aprendizajes que se derivan de ello) y que pienso que quien trabaje con este material debe ser consciente de ello.

El futbol, como juego, no hace a sus consumidores menos éticos, al contrario, al ser un juego de equipo puede promover muchas actitudes positivas. Cuando deja de serlo, o de entenderse así, y trasciende a ideología, a ciertas actitudes,a agarrarse a lo que envuelve... entonces no sé quién es el que juega con quien, como si se invirtieran los papeles.

Dices que la alta cultura no nos salva de nada. Estoy de acuerdo. La inteligencia. A veces se tiene que ver como se usa, con qué fines.

MC5. No conocía a este grupo. Usarlo para equilibrar la balanza, no está mal. Bien pensado.

A parte, me pregunto acerca del dilema que se produce entre las motivaciones artísticas y las propias convicciones personales o principios, sobretodo si a uno se le dá la oportunidad de trabajar en proyectos de esta embargadura.
Como cuentas, parecería que en cierta forma consigue conciliarlo con la introducción de la música de MC5. Aun así ,cabe ver qué es lo que percibe el espectador, si se que da con tan solo una parte o con las dos...

.....

Por hoy lo dejo aquí. Si se me acude otra idea más la cuento.
Gracias por poner sobre la mesa este tema.
Saludos,
:-)

cgamez dijo...

Gracias Marina por tu comentario y tu impecable análisis. Creo que las técnicas de videoarte que utilizan algunos creadores de anuncios comerciales, que explicitas, son bastante interesantes y novedosas. En lo que respecta al problema ético, es inevitable enfrentarlo si estamos hablando en torno al logo Nike (en este sentido, comprendo perfectamente tu enfado inicial). Para mí refleja el problema de injusticia social en que estamos todos inmersos aunque nos pese (no me gusta pero está imbricado en la sociedad a la que pertenezco, la occidental. Por ahí entiendo tu comentario sobre la conciliación moral del creador). De hecho, algunos muchachos de los sectores más marginales de esa sociedad, matarían por obtener unas bambas o una camiseta de esa marca, ovbiando su evidente condición de marginados (léase favelas). En este sentido creo muy acertados los juicios de Romà Gubern o José Luis Molinuevo. Debemos aprender a mirar las imágenes si no queremos ser engañados. En este sentido hay más cosas que decir del spot: la manera en que vende el éxito, como un sencillo videojuego (fama, mujeres guapas, admiración de los compañeros, del público); igualmente se trata la vida, como un video juego (la falta de implicación con los sentimientos impide notar los posibles grados de frustración en la historia). Preguntas por si elementos como estos (que sí tienen una función eminentemente comercial) influirán más que los estéticos. Me temo que sí. En el web donde bajé el anuncio, los comentarios no bajaban de "COMO MOLA" = QUE FÁCIL ES LA VIDA. Al menos muestra cierta cultura del esfuerzo en los entrenamientos y camaradería (hasta admiración por otros). Difícilmente se entenderá nada más. Por eso es más importante el análisis. Para que en un futuro se observen las imágenes con menor ingenuidad, tras pasar por el filtro de la experiencia (el adolescente siempre es vulnerable por su carencia de ésta).

Un saludo.