lunes, 2 de marzo de 2009

EL ASTRONAUTA ANALIZARÁ EL PROGRESO

Sí, así es. Lo hará en su nave camino de la estación espacial donde trabajará durante dos circunvalaciones al Sol.

Consultará su enciclopedia digital en red y observará que el progreso tecnológico ha avanzado invariable con la Humanidad y ha cambiado inexorablemente el entorno del hombre. Sobre el otro progreso, el moral, le será más difícil afirmar su existencia. Sin embargo, después un buen rato contemplando la inmensidad del universo pensará:

"Es cierto. Estamos condenados a repetir nuestros errores, como en la Ilustración, como con el marxismo-leninismo, como con la Revolución Ecologista, o como con el cristianismo, el Islam y hasta el budismo y el confucianismo.

Detrás de cada revolución, de cada programa teórico para mejorar la condición humana, se infiltrarán seres movidos por sus propios intereses que lo corromperán todo, o los mismos agentes del cambio se transformarán y ayudarán a extender la tiranía mientras piensan que extienden la buena nueva. Pero ese es el destino del ser humano, la falsa ilusión por construir un futuro mejor, un progreso moral que enmiende los errores del pasado. Esa ilusión es nuestro verdadero motor moral aunque fracasemos en el intento. La eterna búsqueda infructuosa de la justicia. Ya lo dijo Camus al hablar de Sísifo (aunque antes lo había dicho Platón)."

6 comentarios:

carlos maiques dijo...

Hola. Esperaremos todas las reflexiones que vayan en órbita alrededor de esta canica azul.Ya las iré leyendo. Un saludo y hasta otra.

cgamez dijo...

Hola Carlos.

Sí, las esperaremos, aunque el astronauta es caótico como los astros errantes. Nunca se sabe cuando le dará por reflexionar. Y más ahora, con el tono azul de su canica, que dicen que es relajante (miedo me da cuando se decida a utilizar HTML).

Un abrazo.

marina dijo...

me desvié un poco de la órbita, pero ahora he vuelto a pescarla...después de un tiempo...
reflexionaremos pues acerca de los progresos varios...

Y hablando de progreso y ciencia, precisamente ayer escuché una charla donde salió el tema de la objección científica, quizás me desvie del tema, pero me ha venido a la cabeza cuando has hablado de progreso tecnológico y progreso moral.

En fin...

Que tengas un buen inicio de semana
:-)

cgamez dijo...

Hola Marina:

Me parece muy pertinente tu observación sobre la objección científica. De hecho, es un ejemplo muy ilustrativo de que al final, la decisión moral es personal y cada uno debe ser quien se enfrente con su conciencia.

Un abrazo fuerte.

Silvia Beatriz dijo...

La ilución de mejorar al hombre por el hombre mismo y no por su continente. Es que mejorándolo moral y éticamente, mejoramos todo lo demás. Creo que el hombre debe mejorarse a si mismo y no esperar que la ciencia o la técnica lo hagan para y por él.
Muy buen post. Tambien me gustó el que colgaste en bohemia. Él me trajo aquí.
Saludos

cgamez dijo...

Gracias por el comentario y por los ánimos Silvia Beatriz (y perdona el retraso, últimamente ando un poco despistado).

Besos.